martes , 24 mayo 2022
Inicio » Historia

Historia

El Colegio San Luis Beltrán tiene sus raíces en la Misión General convocada por la Iglesia de Santiago en 1992. Un grupo de personas vinculadas a las Comunidades de Vida Cristiana (CVX), se organizaron para formar un colegio y responder a la urgente necesidad de entregar una buena educación a niños y niñas de un sector muy necesitado de la comuna de Pudahuel. Para ello constituyen la Fundación Educacional Pudahuel, la cual será la sostenedora del Colegio. De esta forma y con la activa participación de la Parroquia San Luis Beltrán de Pudahuel, nace el Colegio San Luis Beltrán, un centro educativo inspirado en la espiritualidad y pedagogía de San Ignacio de Loyola.

En octubre de 1993, en recintos de la cercana Capilla San Francisco, se comienza a dar clases con 2 cursos, y en marzo de 1994 el Colegio abre sus puertas en su actual ubicación, con alumnos y alumnas de 1° Básico.

En un principio el Colegio fue concebido como un establecimiento educacional mixto que entregaría educación hasta 8° Básico, con un curso por nivel, pero la voluntad y el trabajo de sus impulsores y gestores fue más allá, proyectando una Educación Media Técnico Profesional, con especialidad en Telecomunicaciones. Asimismo, para responder a la necesidad de instrucción escolar de muchas familias apoderadas del Colegio, se decidió abrir la educación para adultos, con cursos en modalidad de educación vespertina. A la fecha se cuenta con cursos de Educación Media Científico-Humanista de adultos organizada en dos niveles: Primer Nivel (I° y II° Medio) y Segundo Nivel (III° y IV° Medio)

En el 2011, tras un proceso paulatino para aumentar un segundo curso por nivel, egresó la octava generación de IV Medio Técnico Profesional, junto a la primera generación de IV Medio Científico-Humanista. De esta forma, quedó conformado el CSLB de Prekinder a IV Medio y Polivalente (Científico-Humanista y Técnico Profesional).

El mismo año 2011, se incorpora al Colegio el Programa de Integración Escolar (PIE) del Ministerio de Educación, para abrir las puertas y apoyar con profesionales específicos (educadores(as) diferenciales, psicopedagogos(as), psicólogos(as), asistentes sociales, fonoaudiólogos(as) y terapeutas ocupacionales, entre otros) a alumnos y alumnas con necesidades educativas especiales